Historial y score crediticio, ¿cuál es la diferencia?

Historial y score crediticio, ¿cuál es la diferencia?

Tu manejo financiero describe tu trayectoria en el uso del crédito y permite que los bancos y asociaciones de ahorros y préstamos dibujen tu perfil de usuario. 

Se trata del historial crediticio, cuyo fin es permitir a las entidades de intermediación financiera conocer el comportamiento previo de sus clientes, de manera que puedan evitar decisiones que comprometan los recursos de sus ahorrantes. 

Ese registro se construye con información relevante sobre la forma en que has administrado tus productos de crédito. Si has hecho un buen trabajo en ese sentido, tu historial será una buena carta de presentación a la hora de solicitar un financiamiento. Pero si has dejado de pagar tus préstamos, tu historial lo reflejará, y eso afectará negativamente tu perfil como deudor.

La Superintendencia de Bancos ofrece gratuitamente el servicio de Central de Riesgo, que consiste en el reporte del comportamiento de los préstamos y tarjetas de créditos a tu nombre en las entidades reguladas por esta institución.

Este servicio está disponible para personas físicas y jurídicas de forma presencial o a través de Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., enviando el formulario de solicitud y la copia de la cédula. 

En el sector privado hay dos sociedades de información crediticia (conocidas como burós) principales: Data Crédito y TransUnion. Estos ofrecen, por mandato legal, cuatro consultas gratuitas del historial crediticio (sin incluir la calificación o score) al año, además de diferentes opciones de pago.

¿Qué sobre el score?

Como ya explicamos, el historial es la recopilación de toda tu información crediticia a través del tiempo. Los burós toman en cuenta este registro para asignarte una nota o calificación. A este dato nos referimos cuando hablamos de puntaje o score crediticio. Su valor cambiará en función de tu comportamiento como deudor.

También consideran aspectos como la longevidad de tu historial de crédito. A mayor antigüedad, resulta más beneficioso para tu perfil.

De igual forma, para asignar el score o puntaje crediticio, las sociedades de información crediticia ponderan la proporción del monto total disponible de tu tarjeta de crédito que tiendes a utilizar. Por ejemplo, los burós de crédito detectarán mayor nivel de riesgo si mensualmente consumes el 95% del balance de tu tarjeta de crédito que si, en cambio, consumes solo el 30%.

Otro factor que incide en tu score es la velocidad a que aumenta tu nivel de endeudamiento, pues la contratación de nuevas deudas en un período corto puede indicar que está aumentando tu nivel de riesgo.

Dar seguimiento a tu historial y tu puntaje es una buena práctica, denota compromiso y responsabilidad con tus productos financieros, pero debes hacerlo con una frecuencia equilibrada. Evita consultar compulsivamente tu información crediticia, ya que puede ser interpretado por los burós como una señal de ansiedad o estrés financiero.

Tu historial y tu score determinan en gran medida tu perfil crediticio. Si quieres saber cuáles buenas prácticas implementar para su cuidado, mantente atento/a nuestras próximas publicaciones.