Consulta crediticia

Consulta crediticia: ¿cómo aprovechar este servicio gratuito?

La Superintendencia de Bancos (SB) te ofrece gratuitamente el servicio de consulta crediticia, a través del cual tienes acceso a los registros que describen tu comportamiento con los productos de deuda.

 La consulta crediticia te muestra tu perfil de riesgo y te permite estimar las posibilidades de que un banco o asociación de ahorros y préstamos te conceda un préstamo o tarjeta de crédito.

Este servicio, ofrecido a través de ProUsuario, se alimenta de la información reportada por las entidades de intermediación financiera (EIF) a la SB. Por eso en esta consulta solo se muestra tu comportamiento con productos de deuda en bancos múltiples, asociaciones de ahorros y préstamos (AA&P), bancos de ahorro y crédito y corporaciones de crédito. Se excluye de este historial, por ejemplo, tu desempeño con compañías telefónicas, empresas distribuidoras de electricidad o cooperativas.

Esta es la principal diferencia entre la información crediticia que te ofrecemos y la de los burós de crédito, cuyos registros son ampliamente tomados como referencia por las empresas y EIF a la hora de evaluarte como cliente/deudor. Además, los burós generan un score o puntaje crediticio que se agrega a tu perfil como información de interés para diferentes prestadores de servicios.

¿Cómo funciona?

La consulta crediticia en la SB se compone de dos elementos fundamentales: tu historial crediticio, que no es más que el registro histórico de tus préstamos bancarios y las deudas con tarjetas de crédito, y una calificación, que se presenta en una escala que va desde la A hasta la E, en que A sugiere el puntaje más elevado y E el más bajo. Si tienes más de un producto, la información que se refleje será la de menor valor.

Lectura recomendada: Historial y escore crediticio, ¿cuál es la diferencia?

De igual manera, este servicio te permite una visión separada de tu historial por tipo de crédito, es decir, si es hipotecario, de consumo, tarjeta de crédito o comercial.

Si al hacer tu consulta crediticia identificas una A, significa que no te has atrasado con el pago de tus préstamos o tarjetas de crédito, o que tu morosidad no sobrepasa los 30 días.

Una calificación B significa que tienes una mora superior a 30 días, pero inferior a 60. Reciben una C los atrasos de entre 61-90 días; D1 se asigna cuando la cesación de pagos es de 91-180 días; D2 cuando está en el rango de 181-270 días y, por último, E es la nota que corresponde para todos los créditos con morosidad superior a 270 días.

¿Quieres probar?

La forma más sencilla de realizar tu consulta crediticia es creando tu cuenta de ProUsuario Digital, haciendo clic en este enlace (ProUsuario Digital) desde cualquier dispositivo. Busca al final de la página el botón azul accede aquí, donde podrás registrarte.

Al hacerlo, debes tener a mano tu cédula de identidad y realizar el proceso desde un dispositivo con cámara.

Los usuarios del sistema operativo de Google, Android, pueden descargar la aplicación desde su tienda Google Play y consultar ProUsuario Digital las veces que deseen.

La otra vía de realiza tu consulta crediticia es llenando el formulario para tales fines disponible en este enlace (formulario-central-de-riesgo (prousuario.gob.do)) y enviarlo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. con una copia de tu cédula de identidad.

También existe la opción de completar el proceso de manera presencial, dirigiéndote a las oficinas de ProUsuario en Santo Domingo (Unicentro Plaza) o en Santiago. Aquí te dejamos las direcciones.