Salud en nuestro bolsillo y nuestra mente

Salud en nuestro bolsillo y nuestra mente

En medio de la crisis mundial de salud que nos afecta, el entendimiento y cuidado de los factores que determinan nuestra salud integral cobra una especial importancia. Además de la salud física, otros dos factores importantes que impactan en nuestro bienestar son: la salud de nuestras finanzas y la salud de nuestra mente. 

Cuando perdemos el control de nuestro dinero y acumulamos deudas excesivas o nos toca hacer frente a un imprevisto económico para el que no estamos preparados, nos enfrentamos a situaciones que generan gran estrés y ansiedad. Esto ya  es suficiente para afectar la salud de nuestra mente, y la situación puede empeorar si se recibe presión adicional por parte de cobradores. De igual forma, todo ese estrés, ansiedad, depresión o adicciones que nos causa nuestra situación financiera, pueden afectar la habilidad para ganar y manejar el dinero de forma adecuada, creando un círculo vicioso.

De acuerdo con la 1era. Encuesta de Cultura Económica y Financiera de la República Dominicana, publicada en 2014 por el Banco Central de la República Dominicana, la salud financiera del dominicano promedio no se encuentra en buen estado. La data muestra que un 68% de los hogares de ingreso medio – bajos y hasta el 76% de los hogares de ingresos bajos no cubre sus gastos del mes. Mientras vemos que a 63% de los hogares a quienes “no les alcanza para ahorrar” juegan juegos de azar y un 17% cree que estos son efectivos para generar riqueza.

Las preocupaciones por dinero impactan no solo nuestra vida individual, se transfieren a nuestra relación de pareja, provocando más peleas en el hogar y afectando nuestro rendimiento en el trabajo. Los problemas financieros conducen a más intentos de suicidio que cualquier otra causa -solo por debajo de la depresión. Según datos de la Oficina Nacional de Estadística (ONE), en 2018 se registraron 648 casos de suicidio en República Dominicana. Se estima que las cifras pueden haber aumentado a raíz de la pandemia y muchos de estos casos lamentables tienen una conexión con un factor económico como las deudas.

Algunas preguntas para reflexionar:

¿Estoy manejando mi dinero de forma organizada con un presupuesto mensual?, ¿cuento con un monto ahorrado suficiente para enfrentar emergencias como la pérdida de mi trabajo?, ¿me siento estresado o afectado mentalmente por las deudas que tengo?

Es importante que aprendamos a cuidar de nuestra salud, cuidando primero nuestro dinero. Todo problema tiene solución, el primer paso puede ser analizar nuestros hábitos y buscar ayuda para avanzar en la dirección correcta.

También será de ayuda hablar de nuestra situación, sincerizarnos con amigos o parientes en los que encontremos respaldo, o bien, despojarnos de cualquier prejuicio u orgullo y buscar ayuda sicológica si fuera necesario. 

Te invitamos a consultar nuestra “Guía cuidar de tu dinero y salud” para entender mejor en qué consiste en bienestar financiero, cómo afecta la salud y qué puedes hacer para mejorarlo desde hoy.