El término de búsqueda es requerido
prousuario-search-hover-dark prousuario-search-hover-dark
prousuario-mobile-menu-light
prousuario-search-light
El término de búsqueda es requerido
prousuario-search-hover-light prousuario-search-hover-dark

En los últimos años el término educación financiera ha cobrado popularidad en distintos ámbitos. Su auge se explica porque antes era una expresión que utilizaban exclusivamente los expertos en el área económica. Hoy en día muchas personas han decidido conocer acerca de ésta, pues en una definición simple permite aprender a administrar e invertir los recursos. De esa manera, aprenden a obtener, administrar e invertir tu propio capital.

Según la OCDE (2005), se define educación financiera al proceso a través del cual los usuarios financieros mejoran su comprensión de los productos, conceptos y riesgos financieros, desarrollan habilidades para ser más conscientes de los riesgos y oportunidades financieras, realizan elecciones informadas y adoptan acciones para mejorar su bienestar financiero.

Pero ¿cuáles son las acciones para educarte financieramente? A continuación, te presentamos algunos términos que deberías dominar:

  • Ingresos: es la remuneración que recibes por tu trabajo, prestación de algún servicio o rendimientos asociados a algún inmueble.
  • Ahorros: es el patrimonio acumulado como resultado de la separación de una parte de los ingresos fijos. Generalmente se establece con metas específicas previamente establecidas. Conoce más información en nuestro artículo Ahorros: ¡prepárate para el futuro!
  • Gastos: Es la utilización de nuestros ingresos para la adquisición de bienes y servicios. Por ejemplo, comida, luz. Gasto compulsivo: cómo identificarlo y qué hacer
  • Inversión: La utilización de recursos económicos obtenidos mediante ahorros o préstamos para la generación de rentabilidad en el tiempo. Te recomendamos Inversión: sácale el jugo a tus ahorros
  • Deudas: es una obligación de pago asumida por una persona física o jurídica previo a la obtención de recursos con la promesa de regresarlos con intereses.

A mayor conocimiento de educación financiera, mayor probabilidad de manejar tus finanzas de manera saludable. Estas son algunas sugerencias para lograr bienestar financiero:

  • Crea conciencia acerca de tus ingresos y egresos. Por eso es importante que manejes tu propio presupuesto personal. Guía básica del presupuesto personal
  • Planifícate para vivir de acuerdo con tus ingresos. Llevar un estilo de vida por encima ellos podrá acarrearte a deudas.
  • Procura cumplir con tus compromisos de pago, ya sean de servicios básicos, tarjetas de crédito o préstamos.
  • Trata de mantener siempre una buena calificación crediticia. Esto te permitirá acceder a mayores beneficios financieros.
  • Invierte o ingresa tu dinero a una cuenta bancaria que te genere mayores intereses.
  • Prepárate para el futuro, para ello puedes crear un fondo de ahorros para tu jubilación.

¿Por qué se le concede hoy tanta importancia a la educación financiera? Porque la educación financiera es la formación que pretende que, mediante información comprensible, seamos capaces de administrar nuestro dinero y tomar decisiones financieras saludables a corto y largo plazo. Procura mejorar tu bienestar y accede a información relativa a asuntos económicos y financieros.

Educacion Financiera Blog Educacion Financiera Blog
Educación, indispensable para el bienestar financiero