El término de búsqueda es requerido
prousuario-search-hover-dark prousuario-search-hover-dark
prousuario-mobile-menu-light
prousuario-search-light
El término de búsqueda es requerido
prousuario-search-hover-light prousuario-search-hover-dark

Disfrutar de unas finanzas saludables no se limita a mantener los gastos a raya. Aunque seas de quienes viven de acuerdo con sus posibilidades, hay situaciones inesperadas en las que definitivamente favorece tener un clavo.

Este ahorro puede permitirte solucionar cualquier inconveniente o gasto imprevisto sin que caigas en el endeudamiento, el pago de intereses o en desequilibrio entre tus ingresos y gastos.

Aquí te dejamos cinco ocasiones que pueden llegar sin avisar y para las que conviene tener un fondo de emergencia.

Problemas de salud

Cuando estamos bien puede que la importancia de la salud pase desapercibida, pero cuando se pierde, recuperarla ocupa el primer lugar entre nuestras prioridades.

Incluso si se es joven y con hábitos saludables, las enfermedades y accidentes pueden tocar nuestra puerta o la de algún familiar cercano de manera inesperada.

Por ello, mejor conviene que cuentes con un colchón para estos, de modo que no haya que agregarle estrés financiero a una situación que de por sí puede generarte preocupaciones y sufrimiento.  

Pérdida o reducción de los ingresos

Ya sea que vivas de un salario, te dediques al trabajo independiente o tengas tu propio negocio, la pérdida total o reducción de tus ingresos siempre es una posibilidad, y podría afectar considerablemente tu estilo de vida.

Su impacto no solo te obligará a suprimir gastos prescindibles, como las actividades de ocio, sino que también pondría en peligro tu capacidad de cubrir necesidades tan básicas, como comida y vivienda.

Problemas con el vehículo

Muchas veces no ves venir las averías del vehículo, aunque atiendas con disciplina rigurosa tus responsabilidades de mantenimiento periódico.

Es probable que se trate de un inconveniente leve que soluciones sin desequilibrar tu presupuesto, pero en otras ocasiones puede que te lleve meses o incluso años recuperarte por completo del “palo”, si no tenías un colchón que lo amortigüe.

Reparación o sustitución de artículos del hogar

La avería de un mueble o electrodoméstico siempre es una posibilidad. En ocasiones se pueden reparar. Otras veces solo queda sustituirlos. Con frecuencia se trata de un gasto inesperado.

Recuerda, los imprevistos siempre surgirán, pero la disposición de un fondo para emergencias puede hacer una gran diferencia.

Un accidente, robo o asalto

Sufrir un accidente o ser víctima de un robo también puede comprometer tu tranquilidad financiera. En ambos casos, esa situación no solo pondrá en riesgo tu seguridad física. También necesitarás recursos para hacerle frente. En el mejor de los casos solo se generarían pérdidas económicas y/o gastos para la reposición de tus bienes.

 

Lecturas recomendadas:

Primer paso para unas finanzas sanas: crear tu fondo de emergencia (prousuario.gob.do)

Guía básica del ahorro (prousuario.gob.do)

Cinco Situaciones Que Se Te Pueden Presentar Y En Las Que Lamentarias No Tener Ahorro Cinco Situaciones Que Se Te Pueden Presentar Y En Las Que Lamentarias No Tener Ahorro
Cinco situaciones que se te pueden presentar y en las que lamentarías no tener ahorros