El término de búsqueda es requerido
prousuario-search-hover-dark prousuario-search-hover-dark
prousuario-mobile-menu-light
prousuario-search-light
El término de búsqueda es requerido
prousuario-search-hover-light prousuario-search-hover-dark

El conflicto en Ucrania no solo ha implicado un enfrentamiento bélico, sino también una confrontación económica entre potencias, provocando que familias y empresas de todo el mundo se hagan preguntas sobre la seguridad de sus ahorros e inversiones en monedas que históricamente han gozado de alta confianza.

Esto estimula la atención que reciben los criptoactivos, considerados por algunos como un refugio ante la incertidumbre.

Si eres de las personas que han empezado a verlos como una opción, asegúrate de que tus decisiones se encuentren respaldadas por información confiable y suficiente, de manera que el remedio no sea peor que la enfermedad.

En República Dominicana, el Banco Central, institución local competente, se ha pronunciado al respecto, y ha manifestado que “no regula, ni supervisa, ni garantiza en manera alguna estos activos como medio de pago a través del Sistema de Pagos en la República Dominicana”.

Esta semana, en nuestro blog queremos compartirte algunas recomendaciones de las Autoridades Europeas de Supervisión (AES), publicadas recientemente para orientar y edificar a la población sobre los principales riesgos de estos activos alternativos.

Para empezar, las entidades europeas advierten que invertir en criptoactivos supone riesgos como:

-Perder todo el dinero que has invertido.

-Los precios pueden bajar y subir rápidamente en breves períodos.

-Puedes ser víctima de estafas, fraudes, errores operativos o ciberataques.

-Es poco probable que tengas derechos de protección o compensación si algo va mal.

¿Cuáles son los principales riesgos?

  • Fluctuaciones extremas de precios: Muchos criptoactivos experimentan cambios bruscos de valor, lo que los ubica en la categoría de inversión especulativa. Esto significa que puedes perder todo tu dinero de forma inesperada.
  • Publicidad engañosa: La información disponible sobre este tipo de activos puede resultar poco clara, incompleta, inexacta o incluso deliberadamente falsa.
  • Ausencia de protección: La mayoría de los criptoactivos no están regulados por las autoridades monetarias con jurisdicción en cada país. Esto implica que no cuentas con las garantías de protección que sí te ofrecen los servicios financieros regulados.
  • Complejidad de los productos: Generalmente la inversión en criptoactivos requiere cierto nivel de conocimiento, lo que los convierte en una opción equivocada para muchos consumidores.
  • Fraude y actividades maliciosas: Existen numerosos criptoactivos falsos y estafas cuyo único objetivo es privarte de tu dinero mediante el uso de diferentes técnicas, por ejemplo, el phishing.
  • Manipulación del mercado: La determinación de los precios y la ejecución de transacciones en las plataformas frecuentemente no se realizan de forma transparente. Es posible que no obtengas un precio o trato justo al comprar o vender, o que no puedas vender tus criptoactivos con la rapidez que desearías por la ausencia de un posible comprador.
  • Ciberataques, riesgos operativos y problemas de seguridad: La tecnología de registro distribuido que sustenta los criptoactivos entraña riesgos específicos. Ya varios emisores y proveedores de servicios de criptoactivos han sufrido ciberataques y graves problemas operativos, provocando que consumidores sufran importantes pérdidas.

Para continuar profundizando en los riesgos asociados a los criptoactivos, te recomendamos leer: Las criptomonedas: entre la promesa de ganancias y el alto riesgo (prousuario.gob.do)

 

Criptoactivos Criptoactivos
Criptoactivos: riesgosa apuesta para “refugiar” tus ahorros