El término de búsqueda es requerido
prousuario-search-hover-dark prousuario-search-hover-dark
prousuario-mobile-menu-light
prousuario-search-light
El término de búsqueda es requerido
prousuario-search-hover-light prousuario-search-hover-dark

En el ámbito familiar aprendemos grandes lecciones de vida bajo la influencia de quienes comparten con nosotros su día a día. Aun sin tratarse de una clase formal, con el solo hecho de repetirlos de forma habitual, en la familia aprendemos los hábitos alimenticios, de ejercicio, de lectura, y no menos importante, aprendemos sobre el manejo del dinero.

 Cuando vivimos en familia es muy importante que todos los integrantes se involucren en la planificación y el cumplimiento del presupuesto familiar, para lograr una economía sana que permita el bienestar de todos. Cada miembro juega un rol importante y con ello distintas responsabilidades y obligaciones, por lo que esto puede ocurrir siempre y cuando las cabezas del hogar estén de acuerdo.

Pensando en este enfoque familiar de las finanzas, consideramos oportuno mencionar algunas recomendaciones adicionales a los consejos publicados previamente:

  • La comunicación es clave. Reúne a tu familia y hablen de los planes futuros que tienen en conjunto. Es importante que, además de las aspiraciones individuales que puedan tener, todos los miembros del hogar se integren al desarrollo del proyecto financiero familiar, principalmente si ya dejaron de ser niños. Esto permitirá establecer criterios generales para el manejo de los recursos del hogar y determinar el nivel de criticidad en los pendientes económicos. Por ejemplo: comunicar a todos que reducirán algún tipo de gasto mensual para lograr reunir el monto faltante para mudarse a otra vivienda.
  • Es importante que cada quien ponga su granito de arena en la ruta hacia las metas definidas. Incluso los miembros que todavía no aportan dinero al hogar pueden impulsar acciones en este sentido, enfocándose, por ejemplo, en la reducción del gasto prescindible, el uso racional de la electricidad, de otros recursos de pago, etc.
  • Debemos tener cuidado de no minimizar los compromisos asociados a fechas especiales (cumpleaños, Navidad, Semana Santa, día de las madres y padres, graduaciones). No es necesario cancelar celebraciones ni dejar pasar los momentos importantes. Se trata de hacer un plan para buscar alternativas menos costosas e igual de especiales. Hacer una lista detallada de los gastos de la temporada, separándolos de los gastos fijos, ayuda a saber con precisión qué tanta holgura podemos permitirnos y hasta dónde podemos soltar la soga, como se dice popularmente.
  • No descuidemos el ahorro para imprevistos. Contar con una reserva para manejo de imprevistos de salud o emergencias trae tranquilidad en nuestra vida familiar. Conoce más sobre como iniciar tu ahorro para emergencias aquí.
  • Enséñales a tus hijos a tomar decisiones, saber cuánto cuestan las cosas y de dónde viene el dinero. Impúlsalos a realizar proyectos o acciones que le generen ingresos en su ámbito actual, como: vender limonada, vender artículos usados y en buen estado, pasear perros, lavar carros, hacer manualidades, intercambio de libros escolares, etc.

Cuando tienes buenas finanzas familiares, también estás ayudando a tu familia de muchas otras formas. Por ejemplo, si tienes niños, revisar las finanzas con ellos les enseñará, desde una edad temprana, a cuidar y utilizar su dinero de manera inteligente. Si quieres aprender más, te invitamos a esta lectura acerca de cómo enseñar a tus hijos sobre el manejo del dinero.

Anímate a iniciar tu plan familiar o lleva estas ideas a tu familia para que puedan continuar mejorando el manejo de sus finanzas.

Planifica Tus Finanzas En Familia Blog Planifica Tus Finanzas En Familia Blog
Planifica tus finanzas en familia