El término de búsqueda es requerido
prousuario-search-hover-dark prousuario-search-hover-dark
prousuario-mobile-menu-light
prousuario-search-light
El término de búsqueda es requerido
prousuario-search-hover-light prousuario-search-hover-dark

Puedes hacerlo sin necesidad de acompañamiento de expertos en materia legal ni financiera.

El historial crediticio es un registro que describe cómo has manejado tus deudas a lo largo del tiempo. Este refleja tu comportamiento de pago y, en base a esta información, se determina qué tan probable es que cumplas de manera idónea con el saldo de futuros créditos.

Si por alguna razón has dejado de pagar una deuda al banco u otra empresa, tu historial se verá afectado, lo que significa que las probabilidades de acceder a un préstamo o servicio básico (telefonía, electricidad, entre otros) se reducen. No obstante, existe la posibilidad de que te recuperes y, posteriormente, se borre “la mancha” de impago de tu historial. 

Para conseguirlo, hay algunos pasos que debes seguir. No requieres de la intervención de ningún intermediario al que tengas que pagarle. Basta con que cuentes con la información oportuna.

Antes de embarcarte en la misión de limpiar tu historial crediticio, debes conocer dónde se encuentra este registro.

Para empezar, la Superintendencia de Bancos cuenta con el servicio de Central de Riesgo entre cuyas funciones se encuentra la recopilación de tu información de pagos a partir de los reportes facilitados por las entidades de intermediación financiera. Puedes acceder a estos datos a través de ProUsuario Digital.

Además de la Central de Riesgo, existen las sociedades de información crediticia o burós de crédito, como comúnmente se les llama. Estas son empresas privadas que recopilan y almacenan los datos relativos al comportamiento de pago de bienes y servicios contratados por los consumidores. Es decir, registran si pagas o no tus deudas y, además, si lo haces a tiempo o con retraso.

A diferencia de la Central de Riesgo, los burós no solo reciben información de parte de las entidades de intermediación financiera, sino también de otros proveedores de bienes y servicios, como telefónicas o distribuidoras de electricidad. Significa que tu historial puede estar “limpio” en la Central de Riesgo, mas no así en los burós. Este sería el caso si cumples adecuadamente con tus compromisos bancarios, pero has tenido algún incumplimiento con otros proveedores, como las telefónicas, por ejemplo.

Para mejorar tu perfil de crédito, lo recomendable es que saldes la deuda. Una vez que pagues tus deudas, solicita tu carta de saldo o cualquier otro documento que avale que has pagado el monto total adeudado.

Recuerda que, aunque saldes todas tus deudas, el registro de que habías dejado de pagarlas permanecerá en el historial que presentan las sociedades de información crediticia o burós durante un período de 48 meses (4 años), de acuerdo con artículo 64 de la Ley 172-13.

Si al transcurrir los 48 meses desde tu último pago, algún buró sigue reflejando esta información, puedes solicitar que sea retirada. En caso de que la respuesta no sea la que esperabas, puedes acudir a ProUsuario a través de los diferentes canales puestos a tu disposición.

En todo caso se trata de un trámite bastante rápido y fácil de realizar, por lo que no necesitas contratar la asistencia de expertos en materia financiera o legal para llevarlo a cabo.

El siguiente paso

Si tu perfil crediticio se deterioró tanto que se te complica la contratación de un nuevo servicio, necesitarás tomar medidas importantes para restaurar tu historial. Una opción es acceder a un producto de crédito especialmente con este fin. Quizá si conversas con el oficial de tu entidad financiera, puede que te ofrezca alguna facilidad crediticia que te permita volver a empezar y manejarte dentro de tus posibilidades. 

Hay entidades de intermediación financiera que ponen a tu disposición programas de capacitación y asesorías para sanear tu crédito. Mediante ellos puedes tener acceso a diferentes productos diseñados para registrar un buen comportamiento crediticio y consecuentemente sanear tu historial.

También puedes contar con la orientación y respaldo gratuito de la Oficina de Servicios y Protección de los Usuarios Financieros (ProUsuario), sin necesidad de intermediarios. Además, si tu historial se ve afectado por el reporte erróneo de alguna entidad, consulta en ProUsuario los pasos a seguir para su corrección.  En este enlace podrás encontrar las distintas formas en las que puedes comunicarte con ProUsuario: https://prousuario.gob.do/contactanos/.

Mejorar el historial crediticio implica la puesta en marcha de un plan de acción realista para lograr ese objetivo. Si tu historial está afectado, te alentamos a que te decidas a comenzar de nuevo y a recuperarte.

Lecturas recomendadas:

Consulta crediticia: ¿cómo aprovechar este servicio gratuito? (prousuario.gob.do).

¿Por qué una entidad te negaría un crédito? (prousuario.gob.do).

Historial y score crediticio, ¿cuál es la diferencia? (prousuario.gob.do).

Guía tarjeta de crédito (prousuario.gob.do).

¿Cómo recupero mi crédito después de caer en legal?, por Félix Rosa (The Money Coach).

“Claves para construir un buen historial”, por Wilson Dicén.

 

 

 

Blog Restaura Credito Blog Restaura Credito
¿Tienes el historial crediticio afectado? Te explicamos cómo puedes restaurarlo