El término de búsqueda es requerido
prousuario-search-hover-dark prousuario-search-hover-dark
prousuario-mobile-menu-light
prousuario-search-light
El término de búsqueda es requerido
prousuario-search-hover-light prousuario-search-hover-dark

Año tras año, los padres con hijos en edad escolar enfrentan el reto económico de la vuelta a clases.  En estos meses se debe considerar en el presupuesto las compras de útiles, uniformes, pago de inscripción y en algunos casos, el pago del año escolar completo.

Es cierto que la educación de los niños lleva una importante inversión a lo largo de su vida escolar. Pero existen formas de llevar unas finanzas sanas y evitar un dolor de cabeza cada inicio de año escolar. Te dejaremos algunos consejos financieros para que tu bolsillo no se vea afectado, y consigas prepararte de manera adecuada ante estos gastos:

  • Presupuesto: Sí, esta herramienta es clave para una debida organización. Estima cuánto es el monto del gasto total, dependiendo tu necesidad puedes incluir: tutorías, campamento, útiles escolares, uniformes, la escolaridad y cualquier otro concepto que debas asociar. Si aún no has iniciado esta buena práctica, consulta la guía en la que te ofrecemos las pautas generales para hacerlo: Guía de presupuesto personal (prousuario.gob.do)
  • Ahorro programado: Luego de determinar el monto correspondiente a los gastos escolares, puedes crear un plan de ahorro programado bajo ese nombre, al menos varios meses antes de que llegue la fecha de los gastos escolares. Te aseguramos que será más fácil ahorrar durante algunos meses o un año que tener que lidiar con el gasto sin contar un fondo para esos fines.
  • Pago único: Si está dentro de tus posibilidades, considera realizar el pago único del año escolar que te ofrece el centro educativo. Por lo regular, esta modalidad de pago representa un ahorro ante la opción de pagar en cuotas durante el año.
  • Recicla: Revisa los materiales que has comprado en años anteriores y confirma cuáles puedes reusar. Lápices de colores, uniformes de un hermano mayor, mochilas que requieren solo una buena limpieza. Todo lo que reúses puede ayudar al bolsillo.
  • Ofertas: A lo largo del año, puedes encontrar ofertas interesantes para pagos de colegiatura, campamentos o la compra de útiles escolares, es importante estés preparado y atento para poder aprovechar la oferta correcta. Estas ofertas pueden venir desde las entidades financieras, instituciones educativas o tiendas por departamentos. Asegúrate siempre de leer todas las condiciones aplicables a las ofertas.
  • Reporta tus gastos educativos: De acuerdo con La Ley No. 179-09, sobre Deducción Gastos Educativos, las personas asalariadas, profesionales liberales y trabajadores independientes que pagan Impuesto Sobre la Renta, pueden reportar los gastos de educación, para deducirlo de sus ingresos, junto con la exención contributiva establecida en el artículo 296 del Código Tributario. Esto se puede reportar en el mes de febrero y marzo de cada año. Para más información puedes consultar: Gastos Educativos (dgii.gov.do)

Mantener la salud financiera de nuestro bolsillo abarca todos los ámbitos de nuestra vida, incluyendo los gastos escolares y educativos de tu familia. No permitas que estos se vuelvan un dolor de cabeza, y recuerda planificarlos dentro de tu plan financiero.  Piensa que, a mediano y largo plazo, los estudios con una importante herramienta para alcanzar un mejor porvenir.

No dejes de consultar esta otra lectura que puede interesarte ¿Estudiar en el extranjero? Prepárate con tiempo (prousuario.gob.do)

Gastos Escolares Blog Gastos Escolares Blog
Vuelta a clases sin estrés financiero